Sillines de mujer: la anchura de la pelvis

Sillines de mujer: la anchura de la pelvis

Tips&Go

Cuando se habla de elegir el sillín ideal para una mujer, un estereotipo común se refiere al ancho de la pelvis de la mujer, según el cual sería más ancha que la del hombre.
En realidad, es totalmente falso y constituye el ejemplo de cómo se pueden realizar evaluaciones totalmente incorrectas si no se efectúa un análisis exhaustivo y polifacético.
De hecho, el error surge de la observación anatómica de la pelvis masculina y femenina, sin tener en consideración el contexto total del cuerpo del individuo, del cual la pelvis es parte integrante.
Para comprender mejor este concepto, es preciso subdividir la explicación en dos partes.

¿Hombres y mujeres: qué diferencias hay?

Sin duda alguna, la estructura de la pelvis femenina es diferente de la masculina, por las razones que todos sabemos.
En el hombre, el arco isquiático, es decir, una especie de pequeño puente que va de una tuberosidad isquiática a otra, se presenta más estrecho en la base y con una altura de la bóveda más marcada. En cambio, en las mujeres, el arco isquiático es más bajo y con una base más abierta.
Este aspecto morfológico diferente ha hecho que muchos protagonistas “ilustres” del mundo del ciclismo, afirmaran que la distancia de los huesos isquiáticos de las mujeres fuera mayor que la de los hombres, pero esto es verdadero únicamente si las pelvis, masculina y femenina, son del mismo tamaño.
Puesto que en más de un 70% de mujeres (especialmente entre aquellas que practican ciclismo) la constitución corporal mediana, y por consiguiente aquella de la pelvis, es sensiblemente inferior respecto de la mediana masculina, resulta que la distancia promedio de las dos tuberosidades isquiáticas de las mujeres no es más ancha que la de los hombres.

La ciencia lo confirma

Un estudio realizado entre una muestra de población multiétnica de ciclistas de 49.785 personas, repartidos entre hombres y mujeres, ha demostrado que el porcentaje más alto de hombres (24%) registra una distancia entre los huesos isquiáticos de 121 mm, mientras que un 24% de mujeres registra un valor de 111 mm.
Ensanchando apenas esta diferencia se puede observar que un 61% de hombres tiene un valor comprendido entre 116 y 126 mm, mientras que un 60% de mujeres está comprendido entre 106 y 116 mm.
En conclusión, también los datos científicos confirman de forma definitiva lo adelantado en principio, es decir que la pelvis de las mujeres es medianamente más estrecha que la de los hombres, por el simple motivo que la constitución corporal mediana femenina es inferior a la masculina.

Para más información: idmatch Bike Lab

 

 

SUSCRÍBASE
A NUESTRA NEWSLETTER

*Campos obligatorios