EL CIERRE DEL SILLÍN

Todos sabemos que el sillín debe tener el tamaño adecuado y estar ajustado correctamente en altura, retroceso e inclinación.

Pero esto no es todo. Para garantizar la seguridad y la fiabilidad también es necesario fijar el sillín a la tija de acuerdo con unas especificaciones concretas. Conviene tener en cuenta que con el cierre de la abrazadera se produce una fuerza sobre el raíl del sillín que, por la fricción, evita el deslizamiento o desplazamiento. Precisamente a causa de esta fuerza es necesario tomar algunas precauciones para evitar roturas o daños que pueden resultar peligrosos.

  • En primer lugar, es necesario comprobar que las mordazas de la abrazadera no tengan rebabas o bordes afilados que puedan “marcar” el raíl aumentando su fragilidad en dicho punto; si fuera el caso, se aconseja utilizar papel de lija para limar los bordes.
  • A continuación, es muy importante establecer la tensión de apriete (indicada en Nm – Newton metro) correcta, que es el resultado entre la fuerza aplicada y la longitud de la palanca, en este caso la llave.
    Obviamente, para saber cuánto debe apretarse la abrazadera no es necesario realizar cálculos complicados, basta con consultar las instrucciones del fabricante de la tija de sillín, que deberían indicar siempre el valor máximo. Pero para mayor seguridad, es mejor quedarse ligeramente por debajo del valor recomendado.
    Sobre todo en los sillines con un raíl muy ligero, donde una tensión de apriete excesiva podría aplastar el tubo, con el consiguiente riesgo de rotura.
    Los raíles de fibra de carbono también son muy sensibles al conocido “efecto entalla”, donde el aumento de la fuerza en un punto específico podría provocar la rotura.
  • Pero en la práctica ¿cómo podemos estar seguros de que no hemos superado la tensión de apriete indicada? Al apretar los tornillos de la tija (la precaución vale para cualquier componente de la bicicleta), es mejor utilizar una llave dinamométrica que permite apretar con el valor establecido, gracias a un mecanismo de clic que nos advierte al alcanzar el par deseado.
  • Un último detalle que requiere atención es la superficie de contacto entre el raíl del sillín y la tija. No es fácil proporcionar valores estándar, porque todo depende de la geometría del raíl, pero aún así, podemos afirmar que las abrazaderas de longitud inferior a 32 mm pueden causar problemas, ya que no garantizarían la sujeción correcta con 4 puntos de apoyo simétricos y seguros capaces de bloquear el sillín de manera estable.

NB
Selle Italia realiza regularmente pruebas dinámicas y estáticas en laboratorio con distintos tipos de tija de sillín y con la tensión de apriete aconsejada por el fabricante.

Los parámetros de la norma internacional ISO 4210 sobre los requisitos de seguridad para bicicletas, establecen que se lleven a cabo ensayos de “fatiga”, aplicando una fuerza de 1.000 newtons en un punto específico del sillín para 200.000 ciclos de fatiga.

Además, las pruebas estáticas requieren que en el asiento se aplique una fuerza de 100 kg y de hacerlo 200.000 veces.

Para ofrecer la máxima garantía de seguridad al ciclista, Selle Italia supera estos parámetros y somete a sus productos a más de un millón de ciclos y pruebas de estrés.

Summary
El ajuste de la silla de montar: ¿qué es y cómo ajustarlo?
Article Name
El ajuste de la silla de montar: ¿qué es y cómo ajustarlo?
Description
Sujetar la abrazadera es tan importante como el tamaño, la altura, la retracción y la inclinación correctos; para esto debe llevarse a cabo de acuerdo con reglas precisas. Vea nuestros consejos.
Author
Publisher Name
Selle Italia
Publisher Logo

« Atrás

Scegli il tuo paese

Europe

Encuentra el idmatch dealer más cercano a ti y reservar una cita

Ir

es también

Introduce tus datos y suscríbete a nuestro boletín.

*campos obligatorios