Le Alleycat Race

Urban ride, una faceta poco conocida del ciclismo urbano que, sin embargo, cuenta con muchos apasionados, y en la que un sillín adecuado marca la diferencia.

La primera carrera de los “gatos callejeros” tuvo lugar en Turín el 30 de octubre de 1989, pero ¿de qué se trata exactamente?

Para simplificar, puede decirse que las “alleycat races” son competiciones informales sin una fórmula estándar que se realizan en todas las grandes ciudades donde abundan los bike messengers, llamados precisamente “alleycats”, gatos callejeros, y a menudo las organizan ellos mismos.

En realidad, estas competiciones no son nada sencillas. Suelen estar entre una búsqueda del tesoro y una verdadera carrera, y ocultan más de una trampa.

El vehículo. Naturalmente “fixed gear”, la bicicleta con cambio fijo, reina indiscutible de las urban bikes, aunque en teoría podría utilizarse cualquier bici, como hacen los verdaderos pony express en su trabajo.

El sillín. También aquí, como en el ciclismo verdadero, mucho más que un detalle: entre adoquines, baches y asperezas varias, el recorrido se asemeja al off-road, por eso lo ideal es un sillín como el SLR X-Cross de Selle Italia, que con su relleno adicional y una superficie más lisa garantiza la máxima comodidad aun en las carreteras más difíciles y “nerviosas”.

El recorrido. Casi siempre dado a conocer sólo poco antes de la salida, o desvelado incluso por etapas durante la competición misma, en los varios puntos de control obligatorios, donde a veces hasta hay que superar pruebas para recibir la dirección del punto de control siguiente.

Ni siquiera la salida es sencilla: los competidores deben correr a coger sus bicis apoyadas en el suelo y quitar la cadena que las ata antes de lanzarse a las calles de la ciudad a toda velocidad.

El sentido de la orientación. Fundamental, así como el conocimiento de la topografía de la ciudad, hasta tal punto que generalmente, además del vencedor, se premia al mejor “extranjero”, que por obvias razones ha tenido mayores dificultades que los residentes.

Cómo inscribirse. Si se desea participar en una de estas simpáticas “locuras” sobre dos ruedas, lo difícil es enterarse con tiempo dónde y cuándo se realizará la próxima competición, y la mejor manera de mantenerse actualizados es el boca a boca en Internet, rigurosamente social.

El premio al ganador. Casi siempre simbólico: quien participa en una alleycat no lo hace por ganar algo sino por sentirse parte de un movimiento, y quizás, más sinceramente, por la “transgresión adrenalínica” de pedalear como un loco entre vías, cordones y peatones, sin preocuparse demasiado por los semáforos y la prioridad de paso.

Summary
La raza Alleycat, la carrera ciclista de la ciudad | Noticias de ciclismo
Article Name
La raza Alleycat, la carrera ciclista de la ciudad | Noticias de ciclismo
Description
Las carreras de alleycat son competencias informales sin una fórmula estándar, que se llevan a cabo en todas las grandes ciudades donde se conocen los clásicos mensajeros de bicicletas, llamados alleycat, y a menudo autoorganizados por este último.
Author
Publisher Name
Selle Italia
Publisher Logo

« Atrás

Scegli il tuo paese

Europe

es también

Introduce tus datos y suscríbete a nuestro boletín.

*campi obbligatori