Hazlo tú mismo: los errores que se deben evitar

Conocer a grandes rasgos el funcionamiento de la bicicleta no nos convierte automáticamente en buenos mecánicos. Incluso una sencilla reparación, a menos que sepa exactamente cómo proceder, puede causar daños en los componentes. En caso de dudas es mejor recurrir a un “especialista”.

 

Si queremos que nuestra amada bicicleta esté en condiciones, es fundamental hacerle un mantenimiento regular. Pero debe hacerse correctamente. La parte mecánica es bastante sencilla y las pequeñas reparaciones o ajustes rutinarios, en teoría, están al alcance de cualquier persona con un mínimo de habilidades manuales y experiencia.

¡En teoría! En la práctica, muchos actúan como mecánicos, intentando hacer arreglos sin el más mínimo conocimiento, empeorando a veces la situación inicial y teniendo que llamar igualmente a un técnico especializado.

Antes de subirse las mangas y coger destornilladores y llaves inglesas, estas son algunas reglas básicas simples que siempre deben tenerse en cuenta.

 

Haz sólo lo que sabes hacer

Como hemos dicho, no nos convertimos en mecánicos de un día para otro. Una cosa es tensar los cables de los frenos, otra bien distinta ponerse a desmontar la caja de pedalier. Entre estos dos extremos hay infinidad de situaciones aparentemente sencillas de resolver, que si se afrontan de forma superficial pueden crear dificultades, o peor, daños en los componentes de la bicicleta. El trabajo mecánico requiere habilidades específicas y procedimientos “quirúrgicos” precisos; si no estáis a la altura, luego no os quejéis si el crujido del cambio os vuelve locos.

Las herramientas adecuadas

Como se suele decir, cada tornillo tiene su destornillador. Y aquí ha de entenderse literalmente. Para desenroscar un perno, se necesita la llave correcta; si es necesario “apretar” una tuerca a un par determinado, se necesita una una llave dinamométrica. Y así sucesivamente. No se puede ir “a ojo” o usar herramientas inadecuadas. Una llave demasiado grande o un destornillador demasiado pequeño pueden estropear irreparablemente tuercas y tornillos.

Algunas operaciones requieren herramientas específicas, como la llave de la caja de pedalier. O la tienes, o no la tienes.

 

La forma correcta

Quizá sea una obviedad, pero es increíble cuántos ciclistas, incluso buenos, lo ignoran…

Las bielas (y también los pedales) tienen roscas especulares. ¿Qué significa esto? Que el pedal derecho no se puede montar en la biela izquierda y viceversa. El primero (marcado con una R) se enrosca en sentido horario, como cualquier tornillo, el segundo (marcado con una L) en sentido antihorario. Con una llave de 15 mm, y ni un milímetro de más. Un amigo una vez se quejaba de que el pedal izquierdo se había “atascado” y no podía desbloquearlo. Adivinad en qué sentido intentaba desenroscarlo…

 

Lubricada, no ahogada

Ahora vamos a ser concisos: la cadena, los piñones y los engranajes se deben lubricar, no embadurnar con aceite ni tampoco “engrasar”, como se oye decir. Sólo deben utilizarse productos específicos “secos” como los sprays lubricantes con teflón o silicona, que no se mezclan con el polvo creando amalgamas pegajosas difíciles de quitar.

 

Ojo con el sillín

Montar el sillín es muy fácil, solo se necesita una llave Allen. Pero es mejor no hacerlo solos. ¿Por qué? Porque para el primer montaje es necesario llevar a cabo un análisis biomecánico para encontrar la posición correcta. Después para las sustituciones posteriores puede consultar el BRP – Biomechanical Reference Point – del sillín viejo y montar el nuevo de la misma manera.

De todas formas, los distribuidores especializados disponen de herramientas científicas como idmatch setup system y son capaces de montar de nuevo el sillín en cualquier momento rápidamente y con precisión.

… Y ¿estáis seguros de que sabéis cómo se aprieta la abrazadera de fijación? Si se desconoce la tensión de apriete exacta se corre el riesgo de aplastar el cuadro del sillín.

 

La abrazadera: un detalle pequeño pero esencial

Cuando compráis un par de zapatillas de bicicleta nuevas ¿con qué precisión fijáis las abrazaderas a la suela? ¿Poca? Muy mal… No basta con apretarlas más o menos en el centro: el eje del pedal debe estar alineado con el punto de equilibrio del pie.

Un instrumento científicamente válido y muy preciso es idmatchCleatFit. Con una medición realizada en el interior de la zapatilla, permite ajustar la abrazadera exactamente en el eje central del pie, para así garantizar el mejor apoyo posible y evitar anomalías de pedaleo.

Summary
Hazlo tú mismo: los errores que se deben evitar | Tecnología en el sillin
Article Name
Hazlo tú mismo: los errores que se deben evitar | Tecnología en el sillin
Description
Conocer a grandes rasgos el funcionamiento de la bicicleta no nos convierte automáticamente en buenos mecánicos. Incluso una sencilla reparación, a menos que sepa exactamente cómo proceder, puede causar daños en los componentes. En caso de dudas es mejor recurrir a un "especialista".
Author
Publisher Name
Selle Italia
Publisher Logo

« Atrás

Scegli il tuo paese

Europe

Encuentra el idmatch dealer más cercano a ti y reservar una cita

Ir

es también

Introduce tus datos y suscríbete a nuestro boletín.

*campos obligatorios