Cuando el cambio es caprichoso

Bicicleta perfectamente limpia y en orden; sillín Novus Superflow nuevo y comodísimo, prácticamente “hecho a medida”, elegido con el innovador sistema de medición idmatch de Selle Italia; frenos bien ajustados y presión de los neumáticos óptima. Todo funciona perfectamente, pero cuando se utiliza el cambio por primera vez aparece el molesto chirrido que casi nos hace maldecir.

 

Para un apasionado muy exigente con su equipamiento, no hay nada más molesto que un cambio mal ajustado, ruidoso y poco preciso.
El cambio se encuentra entre los componentes más solicitados de la bicicleta y puesto que trabaja bajo tensión mecánica, tiende a perder el ajuste óptimo con cierta facilidad.

Lo mejor es llevar la bicicleta lo antes posible a nuestro mecánico de confianza para una buena revisión, pero mientras tanto, vamos a ver qué se puede hacer “sobre la marcha” para solucionar este pequeño inconveniente.

Ajustar el cambio correctamente es una tarea bastante sencilla, pero es necesario saber cómo hacerlo, de lo contrario se corre el riesgo de empeorar la situación.

Lo primero a tener en cuenta es que la bicicleta debe colocarse sobre un trípode, o dicho de otra manera, sin volcarla, puesto que el peso del desviador podría afectar al ajuste.

 

Tornillos de ajuste

El cambio y, en este caso el desviador trasero, tiene un punto de detención superior y uno inferior que evita que se salga la cadena del cassette. Estos puntos están regulados por dos pequeños tornillos Phillips bien visibles en el cuerpo (balancín) del desviador, llamados tornillos de ajuste o de sujeción. Es importante destacar que los ajustadores actúan únicamente sobre el primer y último cambio; es decir, el tornillo superior (H) interviene en el desplazamiento de la cadena en el piñón más pequeño, mientras que el inferior (L) lo hace en el piñón más grande.

Normalmente, estos tornillos deben apretarse con mucho cuidado (no más de media vuelta) cuando la caja de cambio no está paralela a la rueda; en caso de pequeñas imprecisiones en el desplazamiento de la cadena de un piñón a otro, con frecuencia es suficiente realizar un ajuste “fino” en la tensión del cable mediante el trinquete situado en el desviador.

 

El ajuste “hazlo tú mismo”

¿Cómo se hace? Empezaremos con la cadena en el piñón más pequeño y probaremos a cambiarlo hasta el más grande, y viceversa, manteniendo levantada la parte trasera de la bicicleta y girando los pedales con las manos, tal vez sea necesaria la ayuda de un amigo si estamos en la calle y no disponemos de un trípode.

Si notamos que a la cadena le cuesta cambiar a un piñón más grande, significa que es necesario tensar el cable, pero si la cadena cambia con dificultad a piñones más pequeños, significa que es necesario aflojar el cable ligeramente.

Es importante recordar: si se aprieta el trinquete se reduce la tensión del cable, si se afloja aumenta.

Es necesario tener cuidado de no exagerar, de proceder en pequeños pasos y atornillar o desatornillar muy poco cada vez: el riesgo en caso de que se “exceda”, es que la cadena “salte” directamente un cambio; es decir, que suba o baje 2 piñones a la vez, haciendo que sea difícil encontrar el registro adecuado.

Summary
Cuando el cambio es caprichoso | Solucionar y volver a salir – Selle Italia
Article Name
Cuando el cambio es caprichoso | Solucionar y volver a salir – Selle Italia
Description
La caja de cambios es uno de los componentes más estresados de la bicicleta, y trabajar bajo tensión mecánica tiende a perder el ajuste óptimo con cierta facilidad. Vea nuestros consejos para mantener la caja de engranajes de bicicleta perfecta
Author
Publisher Name
Selle Italia
Publisher Logo

« Atrás

Scegli il tuo paese

Europe

Encuentra el idmatch dealer más cercano a ti y reservar una cita

Ir

es también

Introduce tus datos y suscríbete a nuestro boletín.

*campos obligatorios