Toscana

Alpes Apuanos

Partenza

Aulla (MS)

Arrivo

Querceta (LU)

Lunghezza

105 km

Dislivello complessivo

2.000 m

Altitudine massima

885 m

Difficoltà

Medio-Alta

Adatto a

Cicloamatori esperti

Periodo consigliato

Primavera - Autunno

Un itinerario “wild” entre pequeños burgos y carreteras olvidadas, deslumbrantes canteras de mármol y mucho, mucho verde.

Somos 3 y salimos de Aulla (MS), en Garfagnana; hasta Querceta-Forte dei Marmi (LU) nos esperan 107 km y 2.000 m de desnivel con cambios de inclinación improvisos y durísimos.
Desafiante.

50 y 50

La parte difícil está casi toda en la primera mitad, 50 km hasta el lago de Vagli, al que se llega tras un descenso escarpado y difícil. Altitud máxima alcanzada en este tramo: 885 m.

Luego llegamos sin dificultades a Castelnuovo in Garfagnana, antes de afrontar el último esfuerzo del día, con el muy accesible ascenso del Cipollaio y el túnel homónimo (bien iluminado, por suerte), y por último bajar en breve tiempo a Querceta.
10 km después de la estación de Aulla, abandonar la carretera estatal 63 y seguir hacia Canova; después de aproximadamente 4 km seguir a la izquierda una carretera perdida muy sugestiva (provincial 12), que en 13 km de sube y baja, bastante difíciles, conduce a Monzone.

Ojo al error

Allí nos equivocamos. Seguimos un largo y tortuoso camino con el que retrocedimos. Hay que seguir a la izquierda la carretera a Ugliancaldo -muy mal señalizada-, que en el primer tramo es muy dura, pero realmente espléndida y totalmente desierta. Desde el pueblo, un bellísimo burgo de piedra en la roca, seguir las indicaciones para el Lago de Vagli (nosotros preguntamos, para evitar más errores…): 20 km escasos, en gran medida accesibles, más allá de una repentina e inesperada inclinación del 15% que nos entumeció las piernas por el resto del día…

¿Controlaste los frenos?
Descenso adrenalínico hasta Vagli di Sotto, luego rápido pero tranquilo hasta el cruce con la carretera regional 445, y desde allí a Castelnuovo di Garfagnana. Faltan sólo los 500 metros de desnivel de Colle del Cipollaio (altitud 800 m), que marca el límite con Versilia.

Fin del esfuerzo y todo descenso hasta Querceta – Forte dei Marmi, donde nos esperan nuestras esposas con los coches listos para llevarnos a Aulla.

Algunos detalles más. El recorrido no es demasiado duro, pero difícil por el desnivel total y los continuos cambios de ritmo. Mejor afrontarlo bien entrenados y no subestimarlo, sobre todo si hace calor. El sillín Novus Superflow Endurance de Selle Italia resultó perfecto para una vuelta de esta índole: diseñado para largas distancias, es ideal también para recorridos mixtos con muchos esfuerzos, gracias al relleno especial, con una capa extra de neopreno y tecnología Superflow, que favorece la descarga de la presión de asiento.

Una horrible historia

Si cuando se llega a destino todavía queda tiempo y energía (nosotros esta vez no los teníamos) valdría la pena Sant’Anna di Stazzema ida y vuelta (32 km en total, con 6 de escalada dura): pueblo olvidado por Dios y los hombres, pero no por los nazifascistas, que el 12 de agosto de 1944 llevaron a cabo aquí una de las más feroces matanzas de la Segunda Guerra Mundial, con cientos de civiles masacrados. Un saludable paréntesis de reflexión que merece el esfuerzo adicional.

« Atrás

Scegli il tuo paese

Europe

es también

Introduce tus datos y suscríbete a nuestro boletín.

*campi obbligatori